Salud

Cómo elegir el mejor colchón para la lumbalgia

El dormir en el sommier o almohada equivocado puede causar o empeorar el dolor de espalda, sobre todo a nivel lumbar. La falta de un apoyo correcto sobre el colchón refuerza una mala postura para dormir, las contracturas musculares y no ayuda a mantener la columna vertebral alineada, todo lo cual contribuye a la lumbalgia.

La comodidad durante el sueño también se sacrifica si un colchón no coincide con las propias preferencias individuales. Un colchón que ofrece comodidad y apoyo para la espalda ayuda a reducir el dolor lumbar, permitiendo que las estructuras de la columna vertebral descansen y que uno se sienta rejuvenecer realmente durante la noche.

Colchones y posiciones del sueño para cada dolor de espalda

Un factor importante que puede influir en las preferencias individuales para colchones, camas y posiciones para dormir es la manera específica de darse la vuelta en la cama que tiene una persona. Por ejemplo:

La espondiloartrosis. Los pacientes con el dolor provocado por artrosis de las articulaciones pueden preferir dormir de lado con las rodillas flexionadas (en posición fetal). Esto ayuda a abrir las articulaciones de la columna vertebral y puede aliviar cualquier presión existente. Alternativamente, durmiendo en una silla reclinable o una cama ajustable que permite elevar la cabeza y las rodillas también puede aliviar la presión sobre las articulaciones.Resultado de imagen de colchon y dolor de espalda
Enfermedad degenerativa del disco. Los pacientes con el dolor provocado por la enfermedad degenerativa del disco pueden preferir dormir boca abajo ya que esto puede aliviar la presión en el espacio intervertebral donde está el disco. Los pacientes pueden sentirse más cómodos usando un colchón relativamente firme y colocar una almohada plana bajo el estómago y las caderas, lo que puede reducir aún más la tensión en la espalda baja.
La estenosis de canal espinal. Las personas con dolor provocado por una estenosis de canal pueden preferir dormir de lado con las rodillas flexionadas (en posición fetal). Esto ayuda a aliviar la presión sobre la raíz nerviosa. Dormir en una silla reclinable o una cama ajustable que permite elevar la cabeza y las rodillas también puede aliviar la presión sobre el nervio.
La bursitis. Los pacientes que tienen inflamación de la bursa sobre sus caderas (bursitis trocantérea) suelen sufrir especialmente dolor si el colchón es demasiado duro. En este caso, un nuevo colchón con acolchado grueso en la parte superior, o la colocación de una cubierta de colchón de espuma (de caja de huevo)s sobre el viejo colchón, puede ayudar a aliviar algo la dureza.
Dolor en la cadera. Los pacientes con dolor en la cadera que duermen de lado por lo general puede encontrar un poco de alivio del dolor mediante la colocación de una almohada entre las rodillas. Esto disminuye la tensión a través de la cadera.
Hernia de disco lumbar. La posición más cómoda del sueño depende de la posición del disco. Para una hernia discal paracentral (más común), los pacientes tienden a dormir mejor tumbados sobre el estómago. Para una hernia discal foraminal, se tolera mejor el dormir de lado en posición fetal.
En general, flexionando las rodillas ligeramente y colocando una almohada debajo de ellas se pueden aliviar muchos tipos de lumbalgias. Muchos pacientes también encuentran que esta es la manera más cómoda para dormir después de la cirugía de columna.

Dormir en una silla reclinable o una cama ajustable que permite que uno puso la cabeza y las rodillas (la posición de semi-Fowler), también puede ayudar a las personas con dolor lumbar a dormir mejor. Específicamente, los pacientes que sienten el dolor peor cuando están de pie con la espalda recta y mejoran al inclinarse hacia adelante pueden beneficiarse de una silla reclinable o una cama ajustable.

Con la gran variedad de colchones que hay en el mercado, elegir el colchón adecuado puede ser difícil. Las siguientes directrices prácticas están diseñadas para ayudar a los pacientes con dolor lumbar elegir el mejor colchón para tanto apoyo para la espalda y dormir comodidad:

La preferencia personal debe determinar qué colchón es el mejor. No hay un estilo de colchón que funcione para todas las personas con dolor lumbar. El mejor colchón para una persona es aquél que ayuda a dormir y despertar sin dolor y sin rigidez. Los pacientes con dolor lumbar deben elegir el colchón que se adapte a su nivel de comodidad y apoyo y les permite obtener una buena noche de sueño.
Comprender y pedir información sobre los componentes físicos del colchón. Los colchones se pueden hacer de diferentes tipos de materiales: viscoelástico, muelles, espuma, látex, etc. El grosor, también llamado “alto” de los colchones, habitual ronda los 23 centímetros. Es altura suficiente para favorecer un descanso más que satisfactorio .
Encuentra un colchón con soporte para la espalda. Un buen colchón debe proporcionar apoyo a las curvas naturales y la alineación de la columna vertebral. La cantidad correcta de apoyo para la espalda también ayuda al paciente a evitar el dolor muscular en la mañana. Si bien no hay muchos datos clínicos sobre colchones, un estudio encontró que los colchones de dureza media suelen proporcionar más alivio para el dolor que los colchones muy duros.
Lograr un equilibrio entre el apoyo para la espalda y el confort. El confort general mientras se duerme sobre el colchón es tan importante como el que haya un apoyo suficiente. Dormir en un colchón que es demasiado duro puede causar dolores y molestias en los puntos de presión. Un colchón medianamente duro puede ser más cómodo, ya que permite el hombro y la cadera a hundirse ligeramente. Los pacientes que desean un colchón más duro para apoyar la espalda pueden conseguir uno con acolchado grueso para mayor comodidad.
Sepa cuándo es el momento de renovar el colchón por uno nuevo. Si un viejo colchón se hunde de forma visible en el medio o ya no es cómodo, es probablemente deberá comprar uno nuevo. Poner refuerzo bajo un colchón hundido para evitar que se hunda en el medio es sólo una solución a corto plazo; lo mejor es adquirir un nuevo colchón.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *